MORELIA, Mich., 13 de noviembre de 2019.- El Zoológico de Morelia recibe en promedio unos 600 animales al año para su resguardo, derivado de los decomisos contra el tráfico ilegal que realiza la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)

El director del parque, Josué Rangel Díaz, dijo que la población continúa demandando las mascotas no convencionales, a través de espacios como mercados o tianguis de la capital, especialmente aves como pájaros, pericos, loros, serpientes, y pequeños mamíferos. 

“Algunos son de Michoacán y otros de una distribución fuera del país, como es el caso de erizos, primates pequeños como el mono tití o el mono ardilla”, explicó. 

Rangel Díaz expuso que debe ser la sociedad quien tome conciencia sobre las afectaciones de comprar especies de manera ilícita para tenerlas como mascotas no convencionales, pues se requiere de permisos restringidos y una precisa manutención. 

El titular del Parque Zoológico de Morelia, agregó que otras especies víctimas del tráfico ilegal son anfibios, como los ajolotes, principalmente en Zacapu, Pátzcuaro, Tacícuaro y otras regiones del estado. 

“El 70 por ciento o más de las especies que llegan de decomisos, vienen en condiciones desfavorables. En el caso de las aves vienen fracturadas y esta condición les impide regresar a la vida silvestre”, agregó.