MORELIA, Mich., 12 de agosto de 2018.- El próximo lunes, 13 de agosto, tendrá lugar la audiencia constitucional, parte del proceso de amparo que iniciara el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS) ante la decisión de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) de declarar existente la huelga que el pasado 18 de junio estallara el Sindicato de Trabajadores del OOAPAS (Stooapas).

De acuerdo con Roberto Valenzuela Cepeda, director de la paramunicipal, la audiencia permitirá la presentación ante el juzgador de los elementos probatorios de la ilegalidad de la movilización del Stooapas, así como de la improcedencia de sus reclamos y propuestas.

Detalló que la JLCA declaró el pasado 29 de junio como existente la huelga de 720 empleados del organismo agremiados al Stooapas, pese a que sus demandas exceden, desde su consideración, los términos y las atribuciones de la organización consagradas en su contrato colectivo de trabajo.

Entre éstas, mencionó, destaca el reconocimiento de un aumento del 1.5 por ciento en el salario adicional al incremento autorizado en 2017, variación que aplica sólo para los trabajadores con ingresos de hasta un salario mínimo, situación que no se presenta en el OOAPAS, donde la menor percepción alcanza los cinco salarios mínimos.

Asimismo, el acceso a personal sindicalizado a puestos de confianza vacantes o de nueva creación, cuya designación, aseveró Valenzuela Cepeda, es facultad exclusiva de la dirección de la paramunicipal.

Tras recordar que la determinación de la JLCA contribuyó a alargar la vigencia del conflicto, Roberto Valenzuela mencionó que la expectativa es que el juez de distrito, una vez que conozca los argumentos de la dirección del OOAPAS y los de la dirigencia del Stooapas, revierta la decisión de la junta.

Esto implicaría la inexistencia de la huelga, la obligación de retornar a sus puestos de labor en lo inmediato para los manifestantes y la imposibilidad de reclamar salarios caídos, equivalentes al momento a cuatro quincenas.

Al corte de la primera semana de agosto, la huelga del Stooapas, primera que se concreta en el organismo, ha generado pérdidas por 40 millones de pesos por concepto de recaudación de pagos, así como gastos extraordinarios en nómina de 65 trabajadores eventuales y contratación de empresas externas destinadas a la reparación de fugas, por 4 millones de pesos.