MORELIA, Mich., 29 de abril de 2020.- La Secretaría de Gobierno, en apego a las disposiciones sanitarias para la prevención y combate al COVID-19, trabaja constante y permanentemente en el cumplimiento a la legislación vigente como es la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Michoacán de Ocampo.

De acuerdo con un comunicado, lo anterior, indicó la titular de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), Yolanda Equihua Equihua, quien dijo que para tal efecto, se pondera en todo momento, la atención a las disposiciones en materia de distanciamiento social, en beneficio de la protección de la población para evitar la propagación del COVID-19.

Para ello, explicó, se llevan a cabo diálogos a distancia con niñas, niños y adolescentes de diversas regiones del estado, quienes en ejercicio de su derecho a participar, expresaron sus opiniones, preocupaciones y experiencias que han vivido en estas semanas de contingencia sanitaria.

“En estos encuentro se ha contado con la participación de niñas, niños y adolescentes de los municipios de Chilchota, Huaniqueo, Coahuayana, Apatzingán, Huiramba, Tacámbaro y Morelia a través de una videoconferencias, en las cuales, expresan su preocupación por el hecho de que no todas las personas acatan las disposiciones de distanciamiento social y la recomendación de quedarse en casa”, añadió.

Equihua Equihua dijo que las niños y niños comentan que solo después de confirmar casos de COVID 19 en la comunidad, la gente empieza a tomar conciencia, a cuidarse y a tomar todas las medidas de seguridad para que esto no se incremente.

En el municipio de la costa se menciona que se están tomando todas las medidas ya que están en medio de municipios en los cuales, se han confirmado casos y les da miedo que se desencadenen contagios como en algunos municipios aledaños.

Dijo que los participantes de este ejercicio coincidieron en la preocupación de que la gente esté desinformada y hagan caso a noticias falsas así como que anden en la calle a pesar de que andan voceando.

“Están preocupados de que sus familiares enfermen, por lo que consideran muy importante mantener informada a la población y especialmente que las niñas y niños encuentren múltiples cosas qué hacer en casa”, detalló.

Mencionó que muchos de ellos se sienten confundidos porque no podrán terminar el ciclo escolar y que todo será en línea, ya que si la gente sigue sin hacer caso a las indicaciones, la epidemia se puede descontrolar y será muy difícil regresar a la normalidad.

“No es lo mismo tener clases en línea que en modo presencial ya que no aprendes igual”, les externó la titular del Sipinna en su participación.

En este sentido, les hizo ver que tanto padres, madres, niñas, niños y adolescentes no están acostumbrados a ser autodidactas, sin embargo, consideró que es un buen momento de pensar que existen diferentes formas de aprender y ser responsables de lo que a cada quien le toca.

“En las épocas de crisis es cuando surgen las mejores ideas, es momento de crear o planear algo y empezar a elaborar algo nuevo, aprovechando el tiempo que en estos momentos tenemos y que antes no teníamos resalto una adolescente”, añadió Equihua Equihua.

La servidora pública valoró que las y los niños expresen su preocupación por el hecho de que en algunas familias puedan presentarse actos de violencia por desacuerdos al interior.

“Es precisamente porque ahora las y los adolescentes que están más tiempo con sus familiares que se presentan más casos de enojo y distanciamiento por no coincidir en alguna opinión”, acotó.

A este respecto, consideró que se sienten saturados de trabajos y tareas y que aun cuando no lo ven cansado y pesado, incluso algunos participantes de la conferencia dijeron que es como si se pusieran de acuerdo los maestros en pedirles todo al mismo tiempo, “siento que es estresante y tedioso pero es una forma de avanzar y salir adelante con los estudios”, expresó uno de ellos.

“Los participantes se manifestaron dispuestos a colaborar, a difundir la información de las fuentes oficiales y generar a través de sus espacios de comunicación y convivencia, diversas acciones para un uso adecuado del tiempo en casa y la sana convivencia familiar”, complementó Yolanda Equihua.

Los participantes también refieren, dijo, que esta contingencia ha tenido cosas buenas y cosas malas, siendo que puede acercarse a la familia o mejorar la relación entre ellos, sin embargo hay niñas y niños que viven en continua violencia dentro de sus hogares y el salir a la escuela era su salvación, donde se podía olvidar del maltrato y lograr una vida tranquila. “Hay que tomar en cuenta estos casos porque en la medida en la que esta contingencia se alargue, quienes viven con alguna violencia dentro de sus hogares podrían desencadenar hasta en un suicidio”, apuntó.

Para finalizar, dijo que la preocupación generalizada entre los adolescentes sobre esta contingencia es la ignorancia, ya que si la gente no hace caso a lo que está sucediendo no puede parar pronto, así como también los servicios de salud colapsar y no tener lugar en donde se atiendan, ya que en los municipios hay pocos servicios de salud.

“Uno de los derechos de este sector de la población es a ser consultada en todos los asuntos que les afecten, es por ello que por instrucciones del secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, se les dará continuidad a este tipo de ejercicios, pues contribuyen a que las autoridades escuchen la manera en la que la población infantil y adolescente está viviendo esta situación de contingencia”, concluyó.