MORELIA, Mich., 15 de octubre de 2019.- La actividad de la venta no autorizada de orquídeas es una práctica recurrente y que persiste en Michoacán en diferentes comercios, sobre todo en los ambulantes, pese a saber que es una práctica prohibida.

De acuerdo con Cristóbal Méndez, jefe de Departamento del Orquidario de Morelia, mencionó que en lo que va del año han recibido al menos 500 ejemplares, producto de dos decomisos en diferentes puntos del estado.

“En cada decomiso recibimos entre 200 o 400 orquídeas, pero en cuanto especies son como 10 o 20; en este año hemos recibido como 500 orquídeas entre dos decomisos de parte de la Procuraduría de Protección al Ambiente”.

Aseveró que en este asunto la sociedad también es responsable debido a que si no existiera el interés por comprarla, los vendedores no seguirían con esta práctica, robando el patrimonio natural.

“Es muy constante esta práctica, en los mercados por ejemplo se comercializan orquídeas de manera ilegal, parte de ello la culpa la tenemos como sociedad porque mientras más adquirimos orquídeas de manera clandestina, pues es lógico, los vendedores van a saquear más”.

A esto se suma el hecho de que muchos ejemplares están en riesgo de extinción y se encuentran protegidos por las autoridades debido a que su conservación es complicada y en muchas ocasiones no se logran, pese a los esfuerzos.

Por ello, refirió que es urgente que la sociedad tome conciencia de no comprar esta planta en el mercado negro, ya que su posesión requiere de permisos legales que, evidentemente, los comerciantes ambulantes no poseen.