MORELIA, Mich., 21 de marzo de 2019.- Los hombres son blanco de distintos de fenómenos de violencia, admiten morelianos, pero la vergüenza y la ausencia de equidad entre los géneros los llevan a no denunciar.

Cuestionar el libre albedrío al elegir a las amistades, tener amigas, exigir la contraseña del celular, las redes sociales, escenas de celos, cachetadas y hasta impedirles ver a sus hijos, son los contextos a los que también se enfrentan los hombres, manifestaciones de la violencia que han normalizado.

En las novelas de televisión y películas regularmente se ven escenas de celos que llegan a los golpes, pero la realidad siempre supera la ficción, como los que se han documentado en redes sociales donde mujeres llegan a privar de la libertad a sus parejas para evitar salgan de fiesta.

Cuestionados sobre estas manifestaciones de la violencia, algunos morelianos recomiendan que se resuelva en el hogar o en la intimidad de la pareja, sin que llegue a conocerse en los tribunales o el Ministerio Público.

“No he conocido ese tipo de casos, pero normalmente nos da pena ir a denunciar este tipo de agresiones, de las mujeres, porque se presume que el hombre es el fuerte de la familia”, declaró Enrique Hernández.

Por su parte Enrique señaló: “hay mujeres que agreden a los hombres y yo creo que eso está mal, el problema es que también las mujeres tienen más apoyo y a nosotros, los hombres, cuando uno va a denunciar no le hacen mucho caso”.

En el imaginario de los morelianos encuestados también impera la normalización de la violencia, como se observa en la declaraciones de Emiliano y Darwin, que recomendaron mejor la separación antes de evidenciar la violencia que sufren.

“Pues a lo mejor no que denuncien, pero que ellos, los afectados, abran los ojos y que no estén ahí, en un lugar donde los tratan mal… Entiendo a las mujeres porque cuidan lo que es suyo y la verdad traten de hablar con su familia, para que arreglen todo y no se metan en problemas”, fueron sus palabras.

Sin embargo, los hombres más jóvenes encuestados reconocieron que los hombres, al igual que las mujeres tienen derecho a salir, divertirse y tener privacidad.

Zona de los archivos adjuntos