MORELIA, Mich., 21 de septiembre de 2018. – Con la donación de cinco alcaldes del Oriente y Tierra Caliente el Centro de Reinserción Social (Cereso), de Zitácuaro, podran instalarse dos talleres para la manufactura de ropa y uniformes que van a emplear a 120 personas privadas de la libertad.
Los alcaldes de Benito Juárez, Zitácuaro, Tuzantla, Huetamo y Tiquicheo le aportaron ya su granito de arena, en especie, a uno de los ejes de la reinserción social: la industria penitenciaria.
Este taller es el primero de su clase que va a implementarse en este penal, gracias a que se concretó la firma del convenio con la Unión de Textileros del Oriente, que reúne a un grupo de empresarios del ramo, quienes han dispuesto instalar 140 máquinas para que comiencen las labores.
“Se formalizó el convenio con la Unión, pero nos faltaba tener adecuadas las instalaciones para que la maquinaria estuviera segura y cumpliera con las exigencias de esa industria, así que se realizaron las gestiones con los alcaldes. Todos mostraron amplia disposición y a partir de este lunes comenzará a llegar el material”, explicó Rafael Salazar Esquivel, director del Centro, quien sostuvo que la mano de obra la van aportar los mismos internos interesados en que comience el taller.
En el convenio celebrado entre los Textileros y el penal se han sentado las bases en el futuro de la Industria Penitenciaria, ya que de ha previsto que los internos ganen todo el dinero que puedan, pero continuará la regla de no tener consigo más de la cantidad ya normada por el centro, cifra que no puede superar a los 500 pesos y que es suficiente para adquirir los enseres de higiene personal y algunas golosinas en las tiendas.
Por el número de personas y espacio que hay que habilitar, refirió Salazar Esquivel, se estaría inaugurando en un plazo no mayor al mes y medio. Periodo en el que también tienen proyectado la instalación de un nuevo domo para los eventos cívicos y culturales en los que participan los internos que son músicos y actores.