MORELIA, Mich., 4 de abril de 2020.- Para el arzobispo Carlos Garfias, la pandemia del coronavirus no se trata en sí de un castigo divino por malas acciones realizadas por el hombre; este mal mundial puede deberse a que el hombre tiene libertad, y a veces hay excesos en su uso.


“El mejor regalo que Dios nos ha dado los hombres es la libertad y esto significa que la libertad humana es la causa de muchas de las situaciones por las que pasa el hombre”, aseveró el religioso en una rueda de prensa realizada de manera virtual.


Dijo que se tiene que ver con los abusos, con los excesos, con los descuidos y las responsabilidades de las personas; “en ese caso, cuando suceden ese tipo de cosas como la pandemia del coronavirus o han sido los casos de otras situaciones mundiales como pestes y emergencias que surgen y afectan al ser humano, nunca se sabe exactamente de dónde vienen”.


Estas cosas simplemente brotan por falta de responsabilidad del ser humano, por descuidos; las situaciones de salud normalmente son excesos, dijo, son abusos y eso no sabemos de donde brotan, “por eso se habla de todas las historias que pueden plantearse en relación del origen del coronavirus, pero nadie sabe exactamente, por eso surgen tantas opiniones y tantas versiones”.


El llamado fuerte qué queda cuando pasan estas pandemias, dijo, es a que todos revisemos cómo estamos, nuestra libertad y cómo podemos ser más responsables, cómo podemos hacernos responsables de nosotros mismos, y cómo podemos ayudar a que el hermano se haga responsable de sí mismo, y cómo podemos favorecer entre todos la solidaridad.


Carlos Garfias Merlos aseguró que cuando las personas pasan por estas situaciones críticas, acuden a buscar más a Dios.