CIUDAD DE MÉXICO, 19 de septiembre de 2018.- Las 13:14 marcaba el reloj cuando todos los presentes en el Colegio Rebsamen, vecinos, deudos y rescatistas guardaron solemnemente un minuto de silencio en memoria de las 26 víctimas del sismo del 19 septiembre que perdieron la vida en este lugar de la delegación Tlalpan.

Con el puño en alto, recordaron los rescates, pero con ese mismo, exigieron justicia y la aparición de Mónica García, la dueña del colegio, prófuga de la justicia desde hace un año de la tragedia.

Más información en Quadratín México