JIQUILPAN, Mich., 7 de enero de 2020.- Juan Pali, priísta de generaciones convocó la tarde de este viernes a los principales liderazgos de la región a fin de “reencontrarnos, platicar y externar nuestros puntos de vista en torno a la situación que vive el país y desde luego nuestro partido, en la reunión también estuvo presente Juan Antonio Ixtlahuac Orihuela, ex priista y candidato al senado por ese instituto en la pasada elección.

Luego de dar la bienvenida personal y pública a cada uno de los presentes, el convocante explicó: aquí nos encontramos un grupo de amigos, que por sus propias características de liderazgo y geografía no somos ajenos a la política y sus movimientos, “sin embargo no se trata de tomar acuerdos, ni formar ninguna corriente, somos amigos que estamos conscientes de la importancia de la autocrítica”.

En este camino explicó “somos priistas y amigos de muchos años y muchas batallas, somos de esa estirpe de sujetos que creen en la critica que construye, muchos de nosotros, por no decir que todos estos liderazgos, hemos estado en la trinchera, conocemos a las bases por su nombre de pila, no por sus votos, siempre y precisamente por nuestra formación hemos estado en contacto y ahora que nuestro amigo Toño andaba por acá decidimos reunirnos y comer juntos”.

Regreso al concepto de la familia priista y expuso “sé que esta reunión provocará suspicacias, pero no hay nada detrás de ella, aunque sea inevitable que la confluencia de tantos liderazgos provoque comentarios y especulaciones, quiero aclarar que nos hay más que el espíritu de convivir, como siempre y como entonces, vernos y platicar sobre nuestra pasión: la política y nuestra casa el Partido Revolucionario Institucional, o ustedes díganme, de que otra cosa podemos hablar en una reunión de priistas de hueso colorado… “