MORELIA, Mich., 28 de marzo de 2020.- “Hay que diversificarse porque no se vive del puro teatro, es complicado. Yo creo que se podría mediante ciertas estrategias” explicó la actriz Teresita Sánchez en una entrevista para Quadratín, en torno a si es posible en Morelia sobrevivir del teatro.

Dijo que tampoco se ha logrado establecer esas estrategias, “sobretodo por esto de los espacios, que no tenemos acceso a teatros y los que hay son lugares muy chiquitos, eso lleva a limitar los cupos, pero también si lo haces más grande se te acabó el público en tres funciones”, externó.

A últimas fechas, dijo, se estaba logrando justo antes de la contingencia sanitaria, un ritmo que de alguna manera permite tener un cierto ingreso fijo de puras funciones teatrales, y apostó porque una vez pasada la contingencia esto se podría retomar; “a mí me parece que de estas cosas, quien de veras está, sigue, y quien no, se desmarca, pero quien sigue lo hace con esa convicción y con esta fuerza, y aún más, explicó, y dijo que sí se podrá hacer algo otra vez, que incluso se van a desarrollar dinámicas innovadoras a partir de esto.

“En esas cosas siempre soy muy optimista” dijo sobre el futuro del teatro en la ciudad de Morelia, y al respecto señaló que para ella la Licenciatura de Teatro de la Universidad Michacana le vino a dar otros aires al teatro que se venía haciendo el Morelia; “hay muchos jóvenes que han egresado y que son de generaciones pasadas, y otros que van a egresar y tienen ideas bellísimas, riquísimas, brillantísimas, gente que se ha ido porque ha tenido una inquietud mayor a lo que le podía dar la ciudad, gente que se ha ido y que ha regresado”.

Explicó que los jóvenes verdaderamente están demostrando todo el tiempo esa necesidad de crear; “entonces sí veo mucho futuro, mucha esperanza; he visto cosas bellísimas, propuestas que a mí me parecen totalmente vanguardistas, y es por ello que no nos podemos dormir en nuestros laureles, pero que sí hay de donde cortar”.

Para la acriz, sí hace falta hacer un trabajo para fomentar público de teatro en Morelia. Dijo que por eso el ya desaparecido programa Teatro Escolar era una visión hermosa que no se cristalizó, pero que ofrecía esa posibilidad de inyectarle a los niños las ganas, el gusto y la necesidad de ver teatro, y de ir al teatro.

Explicó que se necesita atender mucho a los públicos infantiles, para desde ahí irles inyectando las ganas, el gusto y la necesidad, porque sí necesita convertirse en una necesidad, “porque realmente es algo que te nutre y que te forma, que te pone en otro sitio en muchos aspectos, y te transformas”, señaló la actriz.