MORELIA, Mich., 11 de enero de 2020.- A pesar de que anteriormente se había lanzado contra la representación del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), Carlos García Ahumada, jubilado de la institución, ahora cambia su postura.

En encuentro con medios de comunicación en conjunto con el dirigente Eduardo Tena, el ex empleado nicolaita indicó que pese a las diferencias que se tuvieron en su momento con el líder gremial, ahora es tiempo de unir esfuerzos.

“A pesar de que no hemos tenido muchos acuerdos en cuanto a la cuestión sindical decimos que hoy es momento de cerrar filas porque esta situación que se está planteando está afectando gravemente a los trabajadores y pone en riesgo la existencia del SUEUM, del Contrato Colectivo y las prestaciones que actualmente están amparadas”.

Recordó que el escenario que se vive actualmente en la máxima casa de estudios es algo fuera de lo normal y que nunca había ocurrido, por lo que se requiere de la unión de todos para afrontarlo y salir de la mejor manera posible.

“Lo que estamos viviendo es una situación extraordinaria, en los 43 años que tengo trabajando en la institución jamás habíamos enfrentado la situación que estamos enfrentando, nunca se nos habían condicionado los salarios a la renuncia a nuestros derechos laborales”.

Asimismo se refirió al llamado que han hecho los representantes del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Michoacana (Stumich) para dejar las filas del SUEUM y unirse a las de ellos y así poder cobrar, lo que calificó como inaceptable.

Por varios meses se dio un distanciamiento y críticas de parte del sueumista y el dirigente, pero ahora optó por sumarse y hacer lo posible por defender las prestaciones que, dijo, son legítimas de los trabajadores, y sobre todo alcanzar un presupuesto mayor y suficiente para la operatividad de la Casa de Hidalgo.