MORELIA, Mich., 31 de diciembre de 2018. – En el último trienio el Gobierno de Michoacán invirtió 46 millones 500 mil pesos en la construcción de 10 obras de relleno sanitario, sin embargo persisten los tiraderos.

Al corte de la segunda quincena de diciembre, se consideraba que en Michoacán había 53 tiraderos de basura a cielo abierto, que no cumplen con las normas oficiales de manejo de residuos sólidos.

Además de los 37 rellenos sanitarios, dos se encuentran en franco estado crítico: Zamora y Uruapan, por su mala operación, estando catalogados actualmente como fuera de control, de acuerdo a fuentes oficiales de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).

A decir de las cifras oficiales, existen, entre tiraderos y rellenos, 90 espacios adecuados como depósitos y tratamiento de la basura, es decir, 23 municipios no cuentan con uno propio, al menos no registrado ante las instituciones encargadas de vigilar no se esté incurriendo en un ilícito medioambiental.

Para el próximo año, quizás atendiendo al propio incendio que se experimentó por días en Apatzingán, se va a iniciar con la obra de construcción del relleno sanitario de Apatzingán y Coahuayana, con Una inversión de 10.5 millones de pesos.

En este año, se quemaron los rellenos sanitarios de Los Reyes, Uruapan, en dos ocasione, Múgica, Chilchota y Purépero, también en dos ocasiones.