MORELIA, Mich., 12 de enero de 2019.- Gran malestar se genera en la población debido a la falta de conciencia en las personas que por falta de solidaridad ante la escasez de gasolina.

Y es que ante esto hay muchos ciudadanos que solo se forman en las largas filas de las estaciones para llenar galones con combustible y revenderlos a precios mayores.

Esto ocurre en prácticamente todas las gasolineras que por momentos tienen combustible para vender a la gente y se forman con varias garrafas pero no la ocupan sino que la venden más cara.

La situación provoca enojo en quienes deben pasar horas formados y que no tienen posibilidad de alcanzar con facilidad a llenar el tanque o comprar algo de combustible y repudian a quienes solo buscan lucrar.

“Yo estoy aquí desde el jueves por la tarde, ponen números pero la pipa no llega; las personas que acaparan hacen mal, se me hace injusto y ayer viernes pasaron vendiéndonos garrafones y no está bien, porque unos batalla nos para bien, no para la impunidad”, expresó la señora María Angélica Saucedo a Quadratín, quien espera en la gasolinera en el acceso a la colonia López Mateos.

“Nos ha tocado escuchar y ver aquí a personas que se quieren hasta brincar la fila de galones, y está mal que se aprovechen de esto porque si ven cómo estamos y no podemos trabajar y quieren cobrarla al doble, pues no, es injusto que hagan eso”, señaló el señor Ignacio Reyes, quien viene de Maravatío y no pudo regresar por la falta de combustible.

“Estamos desde el miércoles y nada, no dicen cuándo habrá pipa; la gente que quiere sacar provecho está mal, incluso aquí estando en la fila me han ofrecido garrafas en 600 y hatsa 800 pesos”, comentó la señora Gabriela Serrato.

“Estamos como desde las 9 horas, nos dicen que llega pero no tenemos certeza; cada quién tiene su necesidad y no nos podemos comparar con las personas que viven realmente de su transporte; yo aquí estoy formada por primera vez pero llevo horas”, opinó la señora Clara Santillán.

Esperan que la autoridad vigile que no haya este tipo de practicas que solo provocan que quienes requieren gasolina urgente accedan a ella.