MORELIA, Mich., 1 de agosto de 2018.- El incremento de ocho a nueve pesos a la tarifa del transporte público tomó por sorpresa a los usuarios de este servicio, quienes además consideran que la calidad del mismo no es acorde al nuevo costo que entró en vigor a partir del primero de agosto.
Miriam Hernández, estudiante de 22 años, calificó el servicio que prestan las unidades de transporte como deficiente al señalar también que no todos los operadores están capacitados para brindarlo. “Si están exigiéndonos un aumento, debería también aumentar la calidad del mismo”, dijo.
“Estaba el anuncio en la puerta (de la unidad de transporte) y me tocó pagar los nueve pesos. Independientemente de si nos gusta o no, hay que pagarlo porque ya está publicado en el Periódico Oficial del Estado; sin embargo, no creo que esté ad hoc a las condiciones que ofrece el transporte”, agregó.
Oscar Jiménez, comerciante, criticó que el tamaño de las combis obligue a los usuarios “a ir como sardinas”, ya que los choferes sobrellenan las unidades, lo cual puede ser de peligro en caso de un accidente vehicular.
“Están poniendo una copia del Periódico Oficial en las mismas unidades, posiblemente no sea mucho un peso más, pero a la larga sí repercute. Yo llego a tomar hasta ocho combis al día”, mencionó.
Juan Miguel España, arrendatario, comparó el servicio que se presta en el estado con el de otras ciudades del país y apuntó que incluso puede resultar de riesgo para los usuarios, como la experiencia que tuvo su novia, quien resultó lesionada porque el conductor de una combi pasó un tope sin precaución.
“Me enteré hoy y no me gustó porque acabo de llegar de San Luis Potosí y allá cuesta nueve pesos el urbano, pero allá el salario es mayor y aquí no creo que lo hayan aumentado. Aquí el servicio no es tan bueno, manejan a alta velocidad o van jugando carreras entre ellos”, expuso.
Josué Arellano, empleado de una institución educativa, coincidió que la calidad  del servicio no es acorde con los nueve pesos que empezarán a cobrar las unidades de transporte a partir de este primero de agosto.
“Me enteré desde antes a través de las redes sociales. Es algo que ya se esperaba por el alza que ha tenido el precio de los combustibles, era lógico que iba a suceder tarde o temprano. A todos nos repercute”, compartió.
En contraste, Anastasio Santo, dijo estar a favor del ajuste tarifario; sin embargo, reconoció que esto sí tendrá consecuencias negativas para el bolsillo de las familias más vulnerables o numerosas.
“Me estoy enterando por ustedes, considero que así habrá más fluidez de dinero. He visto que algunas unidades cuentan con enchufes para conectar los teléfonos celulares, unas cuentan con televisión o música, cada vez se esmeran por dar un mejor servicio, creo que vale la pena el peso que se pagará de más”, comentó.
Con este nuevo ajuste a la tarifa del transporte, los usuarios coincidieron que tendrán que acatar la determinación de la Comisión Coordinadora del Transporte (Cocotra), ya que tienen que utilizarlo diariamente.