MORELIA, Mich., 19 de mayo de 2019.- La Mesa de Seguridad Ambiental ha captado en lo que va del año 35 denuncias por la probable comisión de incendios forestales deliberados en el curso de la temporada cálida vigente, mencionó Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).

Expuso que son 33 las denuncias en contra de quien resulte responsable de incendios deliberados en zonas boscosas, así como dos procedimientos dirigidos en contra de individuos específicos que se estima participaron de manera activa en la comisión de siniestros en Ocampo, en la zona de amortiguamiento de la reserva de la biósfera de la mariposa monarca, y Morelia, en el área de preservación en el cerro del Punhuato, por una quema que salió de control.

Agregó que Zacapu y Morelia son los ayuntamientos que han acudido ante la Mesa de Seguridad Ambiental para interponer denuncias por incendios forestales provocados de forma intencional, especialmente, para promover el cambio de uso del suelo.

Detalló que al momento las condiciones críticas por incendios forestales se concentran en Morelia, que por tres años consecutivos es el municipio más afectado de  Michoacán por este flagelo; Uruapan, donde el pasado sábado 18 de mayo se reinició un incendio que había sido controlado en el cerro de Jicalán, además de que se impactaron los cerros de La Cruz y La Charanda, e Hidalgo.

Ricardo Luna explicó que las denuncias se encuentran en proceso, que arranca con la apertura de una carpeta de investigación; la constatación de la erradicación de la cobertura vegetal y, al poco tiempo, su sustitución por sistemas productivos y desarrollos habitacionales; la verificación  de permisos emitidos por la autoridad ambiental, y la realización de operativos de desinstalación de sistemas productivos ilegales o irregulares en superficie forestal.

La región oriente y los municipios de Zacapu, Morelia y Uruapan se cuentan entre los puntos a intervenir por la Mesa de Seguridad Ambiental, conformada por las instancias estatales del sector y la Policía Ambiental, en la segunda quincena de mayo.

Aunque estos operativos se han efectuado en lo que va del año, no se han generado detenciones o individuos procesados por delitos ambientales, ya que en los predios donde se detecta la afectación sólo se ubican trabajadores, a quienes legalmente no se puede responsabilizar.