GUADALAJARA, Jal., 17 de Julio 2016.- A más de 10 horas de ser capturado por policías federales, el cantante grupero Gerardo Ortiz abandonó el Penal de Puente Grande para ser trasladado a Palacio Federal, específicamente al área de Migración, en donde se supone fue trasladado para revisar su documentación, ya que es de origen estadounidense.

Previo a ello, durante una audiencia con el Juez Segundo de lo Penal, se le fincó una fianza por 50 mil pesos, mismos que fueron entregados en efectivo, declaró a los medios de comunicación el defensor legal del cantante, Neil Medina.

“Estuvimos presentes en la declaración preparatoria de Gerardo Ortiz Medina, el cual se acogió al beneficio de libertad condicional, misma que se le fijó hoy mismo por la cantidad de 50 mil pesos, la cual se depositó en efectivo”, indicó.

Seguir leyendo en: Quadratín Jalisco