MORELIA, Mich., 9 de abril de 2020.- Fieles católicos en Morelia se niegan a suspender por completo la realización de los ritos correspondientes a la Semana Santa, a causa de la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid 19).

Pequeños grupos de devotos, especialmente algunas familias y adultos mayores, ingresan a iglesias ubicadas en el primer cuadro de la ciudad para efectuar la visita de los templos, tradicional del Jueves Santo.

Algunos portan cubrebocas y guantes; otros, confían en la providencia para evitar la exposición al agente patógeno, y todos se concentran en elevar breves oraciones, para luego contemplar por unos momentos el arte sacro albergado en los recintos.

Iglesias como el Sagrario Metropolitano, San Francisco y Espíritu Santo abrieron las puertas a la feligresía, pese a que la recomendación de la Arquidiócesis de Morelia es evitar acudir a estos sitios para fomentar el aislamiento y la distancia social, mecanismos instrumentados por las autoridades sanitarias para contener la expansión del Covid 19.

En el caso de la Catedral, permanecerá con acceso al público hasta las 17 horas, cuando a puertas cerradas se llevará a cabo la misa del lavatorio de los pies.

Otros recintos, como Las Capuchinas, se mantienen cerrados a los visitantes.

Por su parte, elementos de la Policía Michoacán se distribuyen en las inmediaciones de los templos para desincentivar a la población a que transite en las calles y espacios  públicos sin una necesidad esencial.

La indicación de la Arquidiócesis de Morelia fue mantener abiertos los templos, para admitir la visita de los fieles, con la implementación de la distancia social y el uso de gel antibacterial, con la excepción de los actos litúrgicos de la Semana Santa, cuando se cerrarán las puertas de las iglesias.

Los ceremoniales serán transmitidos a través de redes sociales para su seguimiento por parte de los interesados, con lo que se pretende motivar a los devotos a proseguir los ritos de la Semana Santa desde sus hogares y disminuir así los riesgos de exposición al virus, por la concentración de personas en espacios confinados.