CIUDAD DE MÉXICO., 18 de mayo de 2019.- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González aseveró que la política de “flexible y de brazos abiertos” del Gobierno Federal en el trato a los migrantes centroamericanos rebasó la capacidad e infraestructura instalada en el país.


En entrevista, tras participar en un foro en el Senado sobre patrimonio cultural, el ombudsman consideró que aunque es loable que las estaciones migratorias se transformen en albergues, no se cuenta con los recursos humanos y materiales para enfrentar la sobrepoblación que acarrea el flujo migratorio masivo.


Seguir leyendo en Quadratín México