MORELIA, Mich., 14 de enero de 2018. – El obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias exhortó a las autoridades correspondientes a que llamen a los que administraron la Universidad Michoacana, cuyo manejo desde hace tres meses mantiene en jaque la educación de cerca de 60 mil jóvenes.
Refirio el jerarca católico: “a lo largo de los meses, se ha vislumbrando el problema de la universidad, situación que es un conflicto de la responsabilidad y de justicia social. Porque si las personas que han administrado la Universidad no han sido responsables y manejado bien los recursos, es un signo de irresponsabilidad. Yo no puedo gastarme 10 millones si solo tengo uno. Creo que deben ser llamados a rendir cuentas quienes administraron esta institución”.
Asimismo, que la Casa de Hidalgo es responsabilidad de todos los que están involucrados: autoridades universitarias, sindicatos y el mismo Gobierno Estatal y Federal.
También comentó que una de las causas detrás del problema financiero podría ser la contratación de personal que la Universidad no necesita, por ello que deben ser citados a rendir cuentas los que administraron antes la institución.
Destacó la importancia de resolver la crisis financiera porque se pone en riesgo el futuro de casi 60 mil jóvenes inscritos a alguna dependencia de la Centenaria y Benemérita Universidad Michoacana. 
Además, desde la perspectiva del obispo auxiliar, autoridades de los tres ordenes de Gobierno deben responder a la demanda educativa de México, ya que la educación es un derecho inalienable de todos los jóvenes y la misión de las instituciones civiles y eclesiásticas colaborar en ello.