MORELIA Mich., 14 de febrero de 2020.- Pese a que, durante el año pasado, la mayoría de entidades del país registró un desplome en sus índices de seguridad y orden, Michoacán logró mantener su posición por encima de la media nacional, al ser calificado con casi un cuatro, en una escala del cero al cinco.

Así lo estableció la organización World Justice Project, al presentar su segunda edición del Índice del Estado de Derecho en México.

Según la World Justice Project, que México registrara la caída en más rubros tiene su origen en el aumento de la tasa de homicidios dolosos, la mayoría vinculados a temas de narcotráfico, el incremento de delitos en todos los órdenes, el deterioro de la percepción de seguridad entre los mexicanos y la incapacidad del Estado para encarar este desafío.

Según el mapeo realizado por la World Justice Project, los estados con mayor retroceso son los que gobierna Morena, comenzado con la Ciudad de México, con un -2.7 de retroceso, Morelos con el mismo parámetro, Puebla, al igual que Quintana Roo con el -2.8 mismo, mientras que, en el sótano, Baja California con un -0.7 por ciento.

En contraparte, aquellos Estados que lograron elevar sus estándares son Guerrero con un 13.8 por ciento, Baja California Sur con un 11.4, Nayarit con el 8.1 por ciento, Sonora con el 5.6 y Colima con el 5.1.

En el caso de Michoacán, el gobernador Silvano Aureoles ha reconocido el tema de la inseguridad como uno de los más sensibles a atender en la agenda gubernamental.

No obstante, informó que, en cuatro años y medio de gobierno, se logró consolidar la Policía Michoacán como figura única, luego de que antaño existieran más de seis corporaciones policiales sin pies ni cabeza, y la promesa de articular un estado de fuerza cercano a los 9 mil policías certificados, cifra impuesta por organismos como la ONU y el Secretariado Ejecutivo Nacional.

A ello se suma la creación de la Fiscalía General del Estado (FGE), como un órgano autónomo que despliega una nueva estrategia a flagelos como el secuestro y el homicidio doloso.

En el paquete, el perredista destacó la construcción del nuevo C5i, uno de los más tecnificados de América Latina, la construcción de 15 de 18 cuarteles proyectados, la instalación de más de 6 mil cámaras, arcos se vigilancia y ampliación de la red de fibra óptica.

Según los informes dados por el perredista, el propio Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, Michoacán se mantuvo en la media nacional en la conflagración del menos delictivo con 44 mil 377 delitos contra los 333 mil 906 que presentó el Estado de México o los 157 mil 663 que registró Jalisco, por citar.