MORELIA, Mich., a 21 de noviembre de 2019.- Con la apertura del primer Sistema Intermunicipal de Recolección, Manejo, Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos, Michoacán consolida el trabajo que viene realizando para preservar el medio ambiente y protegerlo de la contaminación. Será en la Región de la Ciénega, donde operará este proyecto, cuya propuesta fue presentada por el Gobierno del Estado y cinco municipios, y aprobada hoy por las y los diputados del Congreso del Estado.

De acuerdo con un comunicado, los municipios de Sahuayo, Jiquilpan, Cojumatlán de Régules, Villamar y Venustiano Carranza y la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), presentaron la propuesta al legislativo; se trata de un mecanismo sin precedentes en la entidad para abatir la problemática de la generación de basura.

Ricardo Luna García, titular de la Semaccdet, señaló que este avance fue posible gracias al trabajo conjunto desarrollado por la Administración Estatal, encabezada por el Gobernador Silvano Aureoles Conejo, y los ayuntamientos de la región de La Ciénega, así como a la sensibilidad de los diputados locales, quienes aprobaron por mayoría la creación del mecanismo.

Expresó que, tras semanas de evaluación y análisis del proyecto, que involucra la implementación de una asociación público privada (APP), para abatir los costos de los municipios derivados del manejo de sus desechos y un tratamiento adecuado que reduzca el impacto ambiental, se cristalizará en breve el proyecto, con el arranque de los procedimientos administrativos para efectuar la materialización de la infraestructura.

Agradeció al Congreso del Estado la aprobación de este Sistema Intermunicipal de Recolección, Manejo, Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos para la Región de La Ciénega, y refrendó el compromiso de la administración estatal, para impulsar obras, acciones y programas que posibiliten prevenir, mitigar y remediar el deterioro de los ecosistemas derivados de las actividades humanas y el cambio climático.