MORELIA, Mich., 14 de julio de 2016.-El valor de los recursos forestales deberá medirse por los grandes beneficios que ofrecen los bosques y selvas a la humanidad y a la naturaleza, aseguró el senador Manuel Cota Jiménez, presidente de la Confederación Nacional Campesina.

“Son proveedores de agua y madera; materias primas industriales; convierten el bióxido de carbono en oxígeno –cada hectárea con árboles adultos, es capaz de producir 60 toneladas de oxígeno al año—evitan la erosión; los árboles dan protección de sombra al ganado de pastoreo en días soleados y, sobre todo, ofrecen unos escenarios extraordinarios.

De acuerdo a información de un comunicado, este día 14, segundo jueves de julio, se celebra en México el “Día del Árbol” y, por el resto del mes, la “Fiesta del Bosque”, dijo el dirigente cenecista en breve ceremonia conmemorativa con este motivo, y reconoció que nuestros bosques y selvas no han sido debidamente aprovechados, pero tampoco conservados, sobre todo que se trata de un recurso renovable.

De acuerdo con información de instituciones que regulan esta actividad, desde hace más de 40 años no hemos pasado de producir 9 millones de metros cúbicos de madera en rollo, mientras que cada año el aumento del grosor de los árboles suma más de 60 millones. Asimismo, por el lado de las importaciones de celulosa y papel, siguen en aumento.

La conservación e incremento de áreas arboladas, añadió, constituye un compromiso con la naturaleza y lleva la intención de concientizar a la población de todas las edades –en particular a la niñez y juventud—sobre la necesidad de proteger las superficies arboladas como lo más preciado.

Hay que tener presente que los árboles constituyen un recurso absolutamente renovable. Los árboles son los mejores aliados, pues captan y recargan las fuentes de agua, liberan el oxígeno y capturan el dióxido de carbono, afirmó el senador Cota Jiménez, quien además funge como presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Senado de la República .

Por esas razones y muchas otras, señaló, hay que fomentar una conciencia de protección, conservación y restauración de los bosques. Se recomienda que en áreas de aprovechamiento, por cada árbol que se derribe, sembrar 10 más, por lo menos, con lo que se hará buen uso de los recursos naturales.

Los bosques y selvas son recursos naturales que pueden renovarse y aprovecharse indefinidamente, como fuente permanente de energía, mejoramiento del medio ambiente y otros usos industriales, a diferencia de otros, como los fósiles, que no pueden sustituirse.

En este caso se encuentran el gas, el petróleo, el carbón y otros minerales. Por eso, es necesario cuidar el aprovechamiento, la renovación y conservación de bosques y selvas. Son seres vivos a los que es necesario proteger y cuidar.