MORELIA, Mich., 10 de enero de 2019.- El sector restaurantero en Michoacán estimó una disminución del 30 por ciento en la afluencia de comensales en las unidades de alimentos de Morelia, debido al desabasto de gasolina que este jueves cumple 19 días. 

Alejandro Hernández Torres, presidente en la entidad de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), informó que la escasez de combustible ya ocasionó el cierre temporal de dos negocios familiares.

Las unidades de alimentos que bajaron sus cortinas se encuentran ubicadas en la Tenencia de Atapaneo, motivado porque los trabajadores no han podido llegar a tiempo hasta el lugar por la falta de gasolina en sus autos particulares y la poca afluencia del transporte público, dijo.

El representante de los restauranteros apuntó que se trata de una situación atípica que se agudizó desde el martes de esta semana, y que a su vez coincidió con el regreso a clases, un periodo que históricamente tienen detectado como de baja afluencia de comensales. 

Hernández Torres agregó a esta situación se suman los problemas con la entrega de mercancía por parte de los negocios comerciales que se encargan de abastecerlos de los insumos necesarios para la preparación de alimentos, así como una disminución en sus ventas.

“La gente no quiere salir y gastar gasolina, no quiere ir a un restaurante si no es necesario. Disminuye la afluencia de comensales porque las prioridades son formarse en una fila para conseguir gasolina, que pensar en alguna convivencia o reunión”, expresó.

Los problemas con la entrega de insumos a restaurantes y otros negocios, fue confirmado por parte de carnicerías y tiendas de abarrotes de la Central de Abastos de Morelia, quienes han experimentado problemas con la distribución de mercancía a sus clientes por falta de gasolina.