CIUDAD DE MÉXICO, 13 de septiembre de 2016.- De los 550 mil niñas y niños nacidos en Estados Unidos y que ahora viven en México, 50% aún no accede a la nacionalidad mexicana (Encuesta Intercensal Inegi 2015), por lo que desde el gobierno se han puesto en marcha mecanismos para que este grupo poblacional acceda a la doble nacionalidad y se facilite su reinserción. Para conocer las acciones que el gobierno realiza en el rubro de migración, el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) convocó al seminario Gobernanza y Cohesión Social: hacia estrategias de reinserción social de migrantes en México.

 

Según un comunicado, en el evento, convocado en coordinación con el Colegio de la Frontera Norte, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el Consejo Nacional de Población de la Secretaría de Gobernación (Segob), la titular del Indesol, María Angélica Luna Parra, comentó que la sociedad debe preparase a la diversificación intercultural en ambas fronteras, pues existen nuevos fenómenos de cambios poblacionales que tanto el gobierno como sociedad civil deben atender, tal es el caso de los procesos de reintegración de los migrantes que han retornado de Estados Unidos.

 

Roberto Gabriel Lara Caravantes, director general adjunto del Centro de Estudios Migratorios, Unidad de Política Migratoria de la Segob, mencionó la importancia del trabajo conjunto entre la academia y el gobierno sobre el retorno de las personas migrantes. Señaló que la realización de estudios sobre el tema son la base para poder atender el fenómeno, pues permiten identificar a estas poblaciones y que las y los mexicanos sean recibidos y reintegrados “lo antes posible y de la mejor manera”. Para ello, puso a disposición del público interesado la biblioteca del Centro de Estudios Migratorios, que es la más amplia del país en la temática.

 

Abraham Rojas Joyner, quien asistió en representación de Patricia Chemor Ruíz, secretaria general del Consejo Nacional de Población, habló sobre los avances en la Agenda de Montevideo, que es el acuerdo intergubernamental más importante firmado en la región en materia de población y desarrollo y que está integrado por 44 países miembros de la CEPAL y 13 estados miembros asociados. Con este acuerdo se han establecido ciertas prioridades, como el desarrollo de políticas públicas de integración de la población a la dinámica del desarrollo sostenible; garantizar a infantes y jóvenes oportunidades para acceder a una vida libre de pobreza y violencia; entre otras.

 

Además, se mencionó que las principales causas de retorno de migrantes son la reunificación familiar (50%); o la deportación (17%); trascendió también que, en Jalisco, Michoacán y Guanajuato, se concentra 25% de migrantes que retornaron entre 2009 y 2014.

 

¿Qué es una familia transnacional? De acuerdo con Frida Espinoza Cárdenas, coordinadora del Área de Apoyo a Familias Transnacionales, del Instituto de las Mujeres para la Migración (Imumi), es una familia que se organiza entre más de un país; que tiene vida y se identifica con más de un lugar; que toma constantes decisiones a través de fronteras; y que trasciende las leyes y las limitaciones de los marcos jurídicos, políticos y sociales.

 

La activista mencionó que de acuerdo con cifras del Pew Research Center, son más las familias que retornan a nuestro país de las que se van, pues de cada 1 mil familias que regresan, 870 son las que emigran.

 

Además, a lo largo del seminario se impartieron las ponencias: Mercado regional sureste de México y triángulo del norte centroamericano, a cargo de Rodolfo Casillas Ramírez, profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-México); y Participación y acción de la sociedad civil en las políticas de migración y retorno, por Arturo Villaseñor, representante de Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo.