MORELIA, Mich., 23 de agosto de 2016.- Al momento no se cuenta con indicadores que permitan establecer la identidad o propósitos de quienes han efectuado llamados de cobro del impuesto predial en las recientes semanas, aseveró Alberto Gabriel Guzmán Díaz, tesorero del municipio, quien no descartó que algunos casos fuesen ocasionados por la no actualización de las bases de números telefónicos que maneja la empresa contratada para eficientizar la recuperación del rezago.

De acuerdo con Guzmán Díaz, el Despacho de Santiago, la empresa que recibió en adjudicación directa hasta el 30 por ciento del monto total del adeudo por impuesto predial en Morelia, realiza llamadas telefónicas en horario de 8:00 a 20:00 horas mediante un sistema automatizado que vincula el nombre del deudor, proporcionado por el municipio, con su base de números telefónicos.

Sin embargo, admitió que pudiese tenerse el caso de números que hubiesen cambiado de titular, lo que daría lugar a la recepción del requerimiento del cobro por parte de un tercero no involucrado, por lo que el tesorero del municipio solicitó a la ciudadanía reportar estas irregularidades.

Asimismo, recordó que se han encontrado llamadas telefónicas efectuadas en horarios y días no laborables, por parte de personal en directo, que contienen mensajes intimidantes y groseros, mediante los que se requiere el pago del adeudo del impuesto predial.

Afirmó que tales comunicaciones no provienen de la empresa contratada por el ayuntamiento, y reiteró su petición de reporte por parte de los contribuyentes de las inconsistencias.

Cuestionado en torno de la posibilidad de que estos llamados procediesen de la Tesorería, emitidos por personal del Sindicato de Empleados Municipales Administrativos y Conexos de Morelia (Semacm), Alberto Gabriel Guzmán refirió que no se tienen elementos para establecer esta posibilidad, al tiempo que señaló que es “relativamente fácil” tomar un directorio telefónico y realizar llamadas al azar.

Agregó que no se han encontrado indicios de intentos de extorsión, ya que quien efectúa los llamados no pide dinero ni señala al receptor cuentas bancarias para el depósito del adeudo.

El Despacho de Santiago ha realizado entre julio y agosto 130 llamadas a contribuyentes que no han solventado el impuesto predial, lo que ha permitido la captación de cuatro millones de pesos de los 120 millones de pesos asignados mediante adjudicación directa por el municipio, de los cuales le corresponde en comisión un millón de pesos.

Licitación, por un segundo intento

Tras recordar que la convocatoria para la licitación pública con objetivo de contratar una empresa que recuperase el 50 por ciento del padrón de impago del impuesto predial, en tanto que un despacho se responsabilizó del 30 por ciento y el municipio, del 20 por ciento del saldo insoluto, quedó desierta, el tesorero municipal señaló que se repetirá la invitación.

Sin una fecha estimada de emisión de una segunda convocatoria, se prevé la contratación de una empresa que participe en la recuperación de hasta el 50 por ciento de los 400 millones de pesos que alcanza el adeudo del impuesto predial, por el pago de una contraprestación que ronde el 25 por ciento de la recaudación.