MORELIA, Mich., 11 de enero de 2019.- Gracias a una buena planeación, el desabasto de gasolina no ha impactado a la Secretaría de Seguridad Pública, de tal modo que la Policía Michoacán se encuentra operando “casi de manera normal”.

Así lo declaró el secretario de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona, durante la entrega del área de materno infantil del Hospital General de Uruapan.

Manifestó Corona: “hemos tenido complicaciones en algunos puntos con desabasto, pero también gracias a la planeación y a que hemos priorizado ciertas cosas, seguimos funcionando casi de manera normal”.

Además, enfatizó que se está dando atención prioritaria a los puntos de conflictos álgidos, donde “ya ha habido roces entre ciudadanos”, que acuden a llenar su tanque o garrafa de gasolina.  

Sin abundar en detalles de una posible variación en los índices delictivos por la falta de la gasolina, el Secretario comentó que la Policía Michoacán va a continuar con su obligación de “cuidar todos los espacios que luego alteran la delincuencia”.