MORELIA, Mich., 1 de noviembre de 2018.- Los nuevos trabajadores de confianza del Congreso del Estado denunciaron que les están condicionando el pago de la quincena a la firma de un contrato por tiempo determinado y la firma de la renuncia en blanco, lo cual es ilegal.

Ante esa situación, el presidente de la Junta de Coordinación Política Jucopo, Alfredo Ramírez Bedolla dijo que se revisará la firma de su renuncia anticipadamente, pero no la firma del contrato ya que se trata de evitar conflictos laborales.

Debido a que apenas este miércoles rindieron protesta los nuevos funcionarios que entran en función el primero de noviembre, entre ellos el secretario de Administración y Finanzas de quien depende el departamento de Recursos Humanos, dijo que se revisará el próximo lunes.

Los coordinadores de los grupos parlamentarios de los partidos de la Revolución Democrática, Adrián López Solís y del Partido Verde Ecologista de México, Ernesto Núñez Aguilar, como integrantes de la Jucopo aceptaron que la firma de una renuncia en blanco es al margen de la ley, pero también que cada diputado tiene que hacerse responsable de que el personal que llega con ellos se va con ellos.

López Solís reconoció que la renuncia por anticipado es un mecanismo que no está dentro de la norma y se convierte en una espada sobre el trabajador y eso no es correcto, pero sí lo son los contratos por tiempo determinado.

Núñez Aguilar consideró que se trata de estrategias administrativas para evitar que el Congreso se siga cargando de personal ya que cada Legislatura dejaba 100 o 150 personas y eso no puede seguir sucediendo.

Incluso, dijo que los trabajadores demandan al Congreso azuzados por los propios diputados que los contrataron y es necesario que todos se responsabilicen de su personal y al concluir la legislatura se lleven al personal con el que llegaron.