MORELIA, Mich., 24 de septiembre de 2016.- Oswaldo Rodríguez Gutiérrez, director de la  Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Michoacán, informó debido a la temporada de lluvias y huracanes que se prevé termine hasta el 30 de noviembre esta instancia sigue realizando actividades para evitar inundaciones en zonas vulnerables de la capital michoacana en coordinación con el Organismo Operador de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS).

 

En entrevista, Rodríguez Gutiérrez comentó que si bien las últimas semanas las lluvias han sido irregulares en algunas zonas del estado, aún no se ha pronosticado alguna tormenta tropical que azote a Michoacán, sin embargo, en el caso de las presas se encuentran al 80 por ciento de su capacidad, salvo la de Infiernillo que ronda por el 48 por ciento.

 

Por ende, descartó algún riesgo de inundación porque las presas rebasen su capacidad, mientras que en Morelia la presa de Cointzio está al 70 por ciento, mientras que se emprenderán una serie de obras en colonias vulnerables de Morelia como es Jacarandas, Carlos Salazar y Prados Verdes en conjunto con el OOAPAS, con una inversión aproximada de nueve millones de pesos.

 

“Morelia tiene una situación muy peculiar por el cruce entre el Río Grande y Chico, cuando hay descargas de agua de lluvia en el grande es cuando tenemos grandes problemas de inudaciones en la zona, pero el ayuntamiento va a emprender obras en colonias que más afectadas resultan”.

 

Al interior del estado, comentó que en el oriente del estado ha estado lloviendo bastante, donde hicieron maniobras para evitar que las presas rebasaran su capacidad, preparando un operativo que continuará tras el pronostico de por lo menos diez fenómenos ciclónicos pronosticados hasta a finales de octubre.