MORELIA, Mich., 14 de junio del 2019.- La abogada Maricela Núñez Alcaraz afirmó que  de llegar a ocupar la titularidad de la Comisión de Búsqueda de Personas en el Estado de Michoacán, “los colectivos y familiares de personas desaparecidas, serán el pilar y eje fundamental en el quehacer de dicha Comisión”. Es decir, añadió, que las familias tendrán una participación directa y central en todos los diferentes procesos de búsqueda que se realicen.

La aspirante a la Coordinación de dicha Comisión, creada en mayo del presente año, establece que en su plan de trabajo presentado al momento de su registro se destacan los siguientes aspectos: Cuando se tenga noticia o reporte de una persona desaparecida o no localizada, realizar una búsqueda inmediata, privilegiando en todo momento la localización con vida de la persona desaparecida, con un enfoque diferenciado, con perspectiva de derechos humanos y con base en el principio de debida diligencia.

Asimismo, para el funcionamiento de dicha comisión propuso una necesaria y estrecha colaboración, coordinación y voluntad política de todas las autoridades de las instituciones públicas de los 3 niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), para sumar esfuerzos y establecer acciones efectivas en la búsqueda de personas desaparecidas. Añade que la participación de las instituciones académicas y organizaciones de sociedad civil también será fundamental.

Reiteró que las familias tendrán una participación directa y central en todos los diferentes procesos de búsqueda que se realicen, “toda vez que éstas tienen un trabajo ya realizado, lineamientos no escritos en la búsqueda de sus familiares”.

La abogada Maricela Núñez Alcaraz manifiesta que cuenta con el perfil necesario para ocupar ese cargo recientemente creado. Es licenciada en Derecho, con especialidad en derecho procesal y Maestría en Derecho; además de una trayectoria profesional con más de 28 años de  experiencia dentro de la administración pública.

Así, se ha desempeñado, entre otros cargos, como jefa de la Unidad  de Derechos Humanos de la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Legislativos de la Secretaría de Gobierno; asesora, secretaria técnica y agente del Ministerio Público de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado; secretaría técnica, Directora del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, asesora y abogada Victimal de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas.

Además, tiene una formación integral en los temas de derechos humanos, de género, de procuración de justicia, de desaparición forzada, del sistema penal acusatorio- oral -adversarial, en la atención, asistencia y reparación integral a víctimas; y también ha desarrollado las habilidades de gestión, liderazgo, sensibilidad y atención a los grupos en situación de vulnerabilidad.