MORELIA, Mich., 28 de marzo de 2020.-Soledad, desolación, es lo que un en encuentra en el Centro Histórico de esta ciudad, en lo que es la tercera semana de contingencia por el coronavirus.


Un recorrido de Quadratín comprobó el vacío en bares, restaurante y cafés de la zona de portales.


Lo que antes era bullicio, ruido y tráfico, ahora se traduce en zonas desiertas, alimentada por el temor de los ciudadanos a salir, luego de que hoy se incrementara a 19 el número de infectados por el coronavirus, sin mover el casillero de los decesos que aún se mantiene en 4 fallecidos.


La lente del reportero gráfico, Leopoldo Hernández captó lo que ya se preveía desde hace días: la drástica reducción de visitantes al Centro Histórico, quizá el principal atractivo turístico de la capital, que ve minado su atributo por los efectos de la pandemia.


Y es que a la pandemia, también se suma la determinación del ayuntamiento capitalino por cancelar el alumbrado de Catedral y toda actividad que conlleve a la reunión masiva de ciudadanos.


Lugares emblemáticos de los portales, como el Onix se mantienen cerrados, mientras que otros como el Café Córdoba, en el Hotel Alameda, y el Café de La Hotel Casino, sin alma alguna.


Salvo el Europa, con un estimado del 20 por ciento, se mantiene en cierta actividad.


Igual sucede con negocios de ropa, que han optado por bajar la cortina por el coronavirus.