MORELIA, Mich., 9 de febrero de 2018.-  Un total de cinco casos de mujeres víctimas de violencia de género e intrafamiliar ha captado el Instituto de la Mujer Moreliana (Imumo), refirió María Eugenia Romero Olvera, titular de la instancia; de este universo, en dos casos se ha detectado la presencia de la criminalidad organizada.
 
Destacó que si bien la mayor parte de las mujeres que sufren violencia de género o intrafamiliar acude a la Policía de Morelia o a la red nacional de refugios para mujeres violentadas, el Imumo conoció de cinco casos de víctimas de agresión feminicida que requirieron apoyo inmediato para salvaguardar su integridad física.
 
Agregó que dos de estas víctimas debieron ser trasladadas fuera de la entidad, con el apoyo de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer) y la red nacional de refugios para mujeres violentadas, debido al grado de riesgo por la intervención de la criminalidad organizada.
 
“Cuando el riesgo es muy fuerte la víctima es trasladada a otros estados, dos mujeres ya fueron trasladadas fuera de Michoacán, generalmente es por delincuencia organizada que a la mujer violentada tenemos que esconderla; a veces, el riesgo se genera en el entorno familiar, a veces, por el crimen”, reiteró Romero Olvera.
 
Detalló que cuando una mujer víctima de agresión feminicida busca el apoyo de las autoridades porque considera está en riesgo su integridad física de forma inminente, se le transfiere a una casa de transición, donde permanece hasta una semana, “en lo que se relajan las cosas y analiza la situación”.
 
Si las condiciones persisten, es entrevistada para verificar que cumple con los requisitos y enviada a un albergue o refugio, que puede ubicarse inclusive en otro estado del país.