AQUILA, Mich., 12 de diciembre de 2018.- Este miércoles por la mañana, Santos Medina, papá de los niños desaparecidos en la localidad El Potrero, comunidad indígena de Santa María Ostula, informó desde Guadalajara que ya fueron localizados sus dos hijos menores de edad, y que ya están con él.

El papá de Merle Areli y Miguel Ángel, de 13 y 10 años respectivamente, indicó que sus hijos están bien y que en lo declarado a las autoridades de Jalisco, con motivo de que sin permiso se comieron unas Sabritas y trataron de abrir la casa de su abuelo que estaba sola, por temor a ser regañados se fueron de su casa en la madrugada del viernes, con dinero de su alcancía.

Los pequeños tomaron un autobús en Aquila con rumbo a Tecomán, y de ahí en otro se fueron a Colima, de donde con el apoyo de unas señoras que les pagaron los boletos siguieron a Guadalajara, pero en el camino los operadores del autobús sospecharon que viajaban solos, y los reportaron a las autoridades.

En Jalisco los esperaban elementos de seguridad en la central camionera de la capital tapatía, donde los entrevistaron y resguardaron, hasta que por una de las publicaciones que se hicieron en las redes sociales y en Quadratín, se les identificó plenamente y se entabló comunicación con sus familiares a través del número de contacto publicado.

Santos Medina, en nombre de su familia, agradeció el apoyo prestado por las autoridades comunales de Ostula, al ayuntamiento de Aquila, al síndico municipal, al jefe del Cader de La Placita, a Quadratín, a las radiodifusoras, y a toda la gente que difundió su súplica de ayuda para encontrar a sus hijos.

De manera especial dio las gracias a los operadores de la línea de autobuses Primera Plus por reportar que los niños viajaban solos en situación vulnerable, y a las autoridades de Jalisco por resguardarlos y protegerlos.

Los niños pretendían ir con un hermano a Tapalpa.