MORELIA, Mich., 24 de abril de 2020.- En la entrada a una huerta de aguacate, en la carretera Ario de Rosales-Puruarán, criminales abandonaron los cadáveres de dos hombres; se presume que una de las víctimas es Agustín T. G., reportado como desaparecido.

Campesinos que transitaban sobre esa carretera que cruza por Ario de Rosales, en la entrada a la huerta La Campana, dieron con los cuerpos, que presentaban huellas de tortura y lesiones producidas por arma de fuego en brazos, cabeza y tórax.

Una de las víctimas es un joven de aproximadamente 25 años, de piel morena clara, complexión media y cabello castaño; tenía el torso desnudo, vestía pantalón de mezclilla azul y calcetines negros.

El segundo tiene las características físicas semejantes al de un hombre llamado Agustín T. G., de 50 años, vecino de ejido de Tzatzio, perteneciente a Ario de Rosales, reportado como desaparecido el pasado martes, revelaron fuentes cercanos a las pesquisas.

Ambos cuerpos fueron llevados al anfiteatro local, donde se les va practicar la necropsia de ley.