MORELIA, Mich., 16 de julio de 2019.- Los operativos para apercibir a los propietarios de automotores no verificados que circulan en Morelia comenzarán en el curso de la penúltima semana de julio, refirió Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet).

Precisó que personal de la Semaccdet, la Procuraduría Ambiental (Proam) y la Dirección de Tránsito estatal participará en los operativos, a realizarse en las vías primarias de Morelia.

Luna García especificó que los elementos de Tránsito estatal detendrán a los automotores ostensiblemente contaminantes y a los que cuenten con placas terminadas en 5 y 6, 1 y 2, y 3 y 4, para quienes el plazo establecido para verificar ya ha vencido.

Los agentes solicitarán a los conductores su documentación y podrán aplicar las penalizaciones que correspondan a cada caso, además de un apercibimiento para quienes no dispongan del holograma de verificación y ya haya fenecido el tiempo para tramitarlo.

Agregó que los vehículos con placas terminadas en 7 y 8 y 9 y 0 se encuentran en tiempo para llevar a cabo el procedimiento, inclusive con descuentos que oscilan del cinco al 10 por ciento.

Ricardo Luna recordó que la verificación ambiental no es un impuesto, sino un programa de protección a la calidad del aire; el 70 por ciento de los recursos captados se destina a la operación de los verificentros, en tanto que el 20 por ciento se requiere para la compra de los hologramas, y el 10 por ciento se asigna al Fondo Ambiental, que concentra financiamiento para la realización de acciones y obras para evitar o revertir daños a la naturaleza derivados de actividades humanas.

Manifestó que en el primer semestre de 2019 se logró un total de 17 mil unidades vehiculares verificadas, una cifra que consideró “histórica”, y se prevé alcanzar una meta de 25 mil automotores revisados al término de este año.

Estado apelará amparo a transportistas de Zamora

Respecto del amparo parcial que recientemente obtuvieran dos representantes del transporte de pasajeros en Zamora, el titular de la Semaccdet indicó que la administración local interpondrá una apelación, debido a que la resolución no fue debidamente fundamentada.

Detalló que el amparo parcial y aún no definitivo sólo comprende a dos representantes de una empresa de transporte de pasajeros en Zamora, además de partir de que la verificación vehicular es un impuesto.

“En Zamora no aplica ahora el programa de la verificación vehicular, además de que éste no es un impuesto, sino una medida para abatir la contaminación del aire, por eso vamos a apelar con fundamentos esta decisión”, reiteró.

Recordó que en otros casos, el juzgador ha sobreseído las peticiones de amparo, procedentes sobre todo del sector transportista, a la par que otras ciudades que implementan el programa han aumentado las restricciones para buscar enfrentar el daño a la naturaleza ocasionando por las emisiones de dióxidos de nitrógeno y azufre, monóxido de carbono y partículas en suspensión de 2.5 y 10 micrómetros de diámetro.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología, la zona metropolitana de Morelia se encuentra entre los cinco puntos del país con mayor deterioro de la calidad del aire, por el crecimiento de su parque vehicular; sin embargo, Ricardo Luna enfatizó en que “aún estamos a tiempo de evitar contingencias ambientales como las que se producen en lugares como Ciudad de México o Monterrey, no es necesario que tengamos una emergencia paga llevar a cabo acciones de contención”.