MORELIA, Mich., 18 de febrero de 2016.- A casi tres años del paso de los huracanes Ingrid y Manuel por Michoacán, muchas personas que perdieron sus viviendas aún viven debajo de los árboles, informo el presidente municipal de Huetamo, Elías Ibarra Torres.

El edil recordó que al menos 300 familias que perdieron sus hogares al paso de esos fenómenos meteorológicos no han recibido apoyo alguno mientras que otras que solo tuvieron daños menores fueron atendidas debido a inconsistencias en los padrones de los programas sociales.

En entrevista, indicó que al menos 100 de esas 300 no existen en ningún padrón pese a que están plenamente identificadas debajo de los árboles porque no han sido apoyadas.

El problema, dijo, es que varios de ellos estaban asentados cerca del cauce de los ríos y con la nueva ley de urbanismo es prácticamente imposible ayudarlos porque dice que no puede haber asentamientos hasta el cauce histórico de los ríos y con Ingrid y Manuel llegó a los cuatro kilómetros.

La única opción de apoyarlos es reubicarlos y muchos no están dispuestos a hacerlo pese a que debido a los fenómenos meteorológicos perdieron todo.

El ex diputado local dijo que para aliviar esa situación el Gobierno del Estado ya le autorizó 27 millones de pesos para la construcción de viviendas para las familias afectadas en 32 comunidades del municipio que gobierna.