MÉXICO, DF., 23 de abril de 2014.- La vecindad que comparten México y Estados Unidos, el intenso intercambio comercial, los millones de connacionales que viven en la Unión Americana y los más de 3 mil kilómetros de frontera que comparten ambos países, hacen necesario que a nivel bilateral se construyan acuerdos, políticas y reformas conjuntas que beneficien a estos pueblos, aseguró el senador José Rosas Aispuro.

De acuerdo con un comunicado, en reunión con el senador americano Thomas Carper y la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, el vicepresidente del Senado mexicano destacó que este congresista estadounidense es una de las figuras más destacas en temas de seguridad nacional y fronteriza.

Rosas Aispuro reconoció los esfuerzos del Carper en un tema fundamental para el Estado mexicano: la reforma migratoria. “Una vez que sea integral (la reforma), se tendrá que traducir en un mayor reconocimiento y en mejor trato de los mexicanos en Estados Unidos, particularmente de quienes se encuentran en una situación irregular”.

Destacó que el Senado de la República realiza una función de coadyuvancia en un plano de estricto respeto a la división de poderes con el Ejecutivo federal en materia de diplomacia internacional.

Refirió que el Congreso de la Unión está inmerso actualmente en una profunda actualización del marco jurídico nacional, con el fin de superar retos y crear las condiciones normales para que todos los mexicanos puedan gozar a plenitud de los derechos humanos reconocidos en la Constitución y el derecho internacional.

“El respeto a los derechos humanos constituye una prioridad para el Estado mexicano”, sostuvo José Rosas Aispuro.

Este encuentro estuvo encabezado por la senadora presidenta de la Comisión, Marcela guerra Castillo.