MORELIA, Mich., 9 de agosto de 2014.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que la atención de enfermedades no transmisibles en México es insuficiente, ya que no cuenta con una política de acción nacional multisectorial donde integre la atención de diversos padecimientos con factores de riesgo comunes, además de que carece de registros nacionales de males con alta tasa de incidencia y mortandad, como el cáncer, advirtió el senador Benjamín Robles Montoya, del PRD.

De acuerdo con un comunicado de prensa, el punto de acuerdo propone que la Secretaría de Salud implemente de manera urgente políticas y estrategias de acción nacional multisectorial que integren varias enfermedades no transmisibles.

Robles Montoya puntualizó que la OMS refiere que el gobierno de México desconoce si existen directrices, protocolos o normas nacionales basadas en evidencias sobre la atención clínica a las principales enfermedades no transmisibles mediante un enfoque de atención primaria.

Él diagnóstico del organismo internacional incluye estimaciones sobre la carga actual y las tendencias recientes en las muertes por enfermedades no transmisibles, y en los factores de riesgo como el consumo de tabaco, uso nocivo del alcohol, hipertensión arterial y la obesidad.

Ofrece también un panorama actualizado de la situación de las enfermedades no transmisibles, que incluye las tendencias actuales, así como las acciones realizadas por el gobierno mexicano.

Ante los señalamientos de la OMS, Robles Montoya plantea de igual forma se solicite a la Secretaría de Salud que implemente directrices, protocolos o normas nacionales basadas en evidencias sobre la atención clínica a las principales enfermedades no transmisibles, mediante un enfoque de atención primaria, a efecto de poder estar en condiciones de prevenir y atender de manera oportuna con calidad y calidez a las personas que padecen estas enfermedades.

El legislador considera que nuestro país debe participar integralmente en las acciones de la OMS que ha firmado con 190 gobiernos un plan de acción mundial para detener esta epidemia y reducir las muertes prematuras por estos padecimientos en 25 por ciento para 2025.