MORELIA, Mich., 25 de agosto de 2015.- A pesar de las complicaciones físicas y económicas que enfrentan las víctimas del atentado terrorista del 15 de septiembre del 2008, año con año los afectados tienen que enfrentar un peregrinaje y falta de atención de las autoridades estatales para recibir el apoyo económico comprometido cada año.

Por eso este martes, las víctimas del atentado ocurrido hace 7 años, acudieron a las oficinas de la Subsecretaría de Administración e Innovación de Procesos de la Secretaría de Finanzas para exigir el pago de la beca escolar, correspondiente a 7 mil pesos por hijo que presente constancia de estudios.

José Ángel López y Guadalupe Hernández, padres de familia afectados por los granadazos, expusieron que existe un fideicomiso con recursos aportados por el futbolista Rafael Márquez para que los niños y jóvenes, víctimas del atentado no pierdan sus estudios, sin embargo la respuesta de las autoridades ha sido que no hay dinero y los pagos se retrasan.

“Siempre es estar navegando para que nos atiendan, como ha habidp un cambiadero de autoridades pues todos dicen que no están informados sobre el asunto, y parece una burla porque fue un hecho que no ha dejado de salir en los medios”, explicó la señora Guadalupe, quien afirmó que debido a la falta del apoyo económico no pudo inscribir a su hija en la Universidad.

De igual manera, José Ángel López, de oficio carpintero, quien resultó lesionado de sus extremidades, señaló que a los afectados se les dificulta estar peregrinando por el recurso, cuando en los primeros años sólo les hablaban por teléfono para que pasaran por el, “lo hacen cada vez más complicado”, dijo ante los medios de comunicación.