MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Ante la euforia por haber presenciado el recorrido del papa Francisco en la capital michoacana, los feligreses que se encontraron en diferentes calles retiran los banderines colocados en algunos postes para llevárselos.
Esto, a manera de recuerdo, pues en varios puntos hubo personas que trepaban, con ayuda de otras, los postes del alumbrado público para desatar las insignias y guardarlas para llevarlas.
Dichos banderines tienen el escudo del Vaticano, con los colores blanco y amarillo, y otros son parte de la publicidad que empleó el gobierno estatal para promocionar la visita del Santo Padre.
Esto, en medio de las actividades de limpieza implementadas por el personal del Ayuntamiento moreliano para retirar la basura que quedó por las calles tras el paso del Sumo Pontífice.