MORELIA, Mich., 25 de mayo de 2016.-  Los ríos Grande y Chiquito contarán con hasta tres plantas de tratamiento de aguas residuales en lo individual para garantizar el saneamiento del agua, aseveró Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc); adicionalmente, el río que se encuentra en las inmediaciones de Casa de Gobierno contará con instalaciones de esta naturaleza, de menores dimensiones, con lo que se espera recuperar los cuerpos de agua para la implementación de parques lineales, agregó Luna García.
Si bien aún no se cuenta con un techo financiero para estos proyectos, que comprenderían alrededor de seis plantas tratadoras de aguas residuales, se prevé que el presupuesto provenga de instancias federales, como la Comisión Nacional del Agua (Conagua), así como estatales, entre las que se encuentran la Comisión Estatal de Aguas y Gestión de Cuencas (CEAC), la Secretaría de Desarrollo Territorial, Urbano y Movilidad (Sedetum) y la Semarnacc, y el Ayuntamiento de Morelia.
De acuerdo con el titular de la Semarnacc, el río Chiquito dispondrá de hasta dos plantas de tratamiento, con una capacidad de captación de entre mil 500 metros cúbicos y dos mil metros cúbicos de agua, en tanto que el río Grande tendrá hasta tres instalaciones y el río cercano a Casa de Gobierno sería atendido por una planta de tratamiento de agua residual.
Ricardo Luna especificó que de forma paralela a esta labor de saneamiento se efectuará el cuidado del arbolado que se ubica en las márgenes de los ríos, con lo que se buscará evitar la pérdida del suelo y la adición de sedimentos a los cauces de los ríos que pudiesen ocasionar obstáculos en el flujo del agua y potenciales inundaciones.
Este trabajo comprenderá la reforestación de aquellos espacios que han sido afectados por la desaparición de la vegetación, para lo cual se recurrirá a especies nativas, las que permitirán una integración del ecosistema y evitarán el desequilibrio por causa de la introducción de organismos exóticos, como lo es el eucalipto.
El funcionario recordó que estas obras pretenden no sólo el mejoramiento de la imagen urbana y el tránsito vehicular y peatonal, sino la calidad de vida de los habitantes de la capital del estado, al dotarles de espacios de recreación y convivencia con la naturaleza, además de favorecer la recuperación de áreas verdes.