MORELIA, Mich., 8 de abril de 2016.- Sólo 8 por ciento de los obesos, 13 por ciento de los diabéticos, 23 por ciento de los hipertensos y 35 por ciento de quienes padecen dislipidemias reciben tratamiento en México, advirtió el Observatorio Mexicano de Enfermedades no Transmisibles (OMENT).

El organismo, creado en agosto 2015 por la Secretaría de Salud para evaluar la efectividad de la estrategia gubernamental contra la obesidad, analizó 59 indicadores federales y estatales sobre esos males crónicos, informa el diario Reforma.

Para su evaluación fueron agrupados en tres rubros: prevención, atención y regulación fiscal y sanitaria.

El monitoreo encontró que en México, 32 por ciento de los diabéticos se detecta oportunamente; del 13 por ciento que es tratado, sólo 37 por ciento está controlado

Información en Reforma.