COAHUAYANA, Mich., 3 de julio de 2014.- Comuneros que quemaron llantas para bloquear el paso en el puente de Coahuayana, reabrieron el paso a los vehículos pero aclararon que no se moverán del sitio hasta no tener diálogo con representantes de la Comisión de Seguridad.

Tras dos horas, los inconformes permitieron el paso de vehículos de manera intermitente con la llegada de la policía federal que les notificó que no existía ningún motivo por el cual ellos bloquearan la vialidad que conecta a los estados de Michoacán y Colima.

En su momento, el diputado colimense Noé Pinto quiso negociar con los comuneros que tienen instalado un campamento improvisado para solicitarles la liberación del puente toda vez la economía de Tecomán depende de los traslados que se realizan desde Michoacán.

Reveló también que los límites de Colima han sido blindados por elementos de la policía municipal y estatal así como por elementos del ejército.