TOLUCA, Edomex., 10 de octubre de 2015.- Tras la detención de Itzel Nayeli García, a quien se le conoce como la presunta ‘degolladora’ de Chimalhuacán, sus vecinos tienen miedo de hablar, sólo algunos afirman que la joven de 20 años era una persona tranquila.

De acuerdo a lo publicado en Excélsior, una vecina de la calle Manuel Altamirano del Barrio Cesteros, afirma que la mujer salía con su familia a comprar dulces, los cuales vendía en los camiones.

Seguir leyendo