MORELIA, Mich., 9 de septiembre de 2013.- Ciudadanos de la colonia Hacienda del Sol solicitan a las autoridades de tránsito, tanto estatales como municipales, intensificar y ampliar los operativos de verificación del transporte público, pues denuncian que están siendo sometidos a altos riesgos por la forma en que conducen las unidades.

Además de los constantes accidentes de tránsito ocasionados por lo que calificaron de imprudencia de muchos de los conductores del servicio de transporte público, los vecinos se consideran en riesgo por los transportistas.

Uno de los últimos incidentes se produjo el pasado miércoles 4 de los corrientes, cuando el conductor de la unidad 136 de la ruta Galaxia Tarímbaro, arrancó súbitamente de una parada sin permitir que la señora María de Lourdes Rivero Rodríguez pudiera bajar de la unidad a su pequeño.

“Apenas alcance a bajar a uno de mis dos pequeños, que iban dormidos, cuando el muchacho se arrancó a toda velocidad y sólo se paró dos cuadras adelante, cuando se dio cuenta de que mi niño no había bajado”, dijo la afectada al ser entrevistada.

Señaló que el conductor iba a exceso de velocidad, pero “cuando subió a su novia aceleró aún más y por eso no se dio cuenta de que mi hijo iba en la camioneta”, dijo. Cuando finalmente se detuvo y pude recoger a mi hijo, traía golpes en todo el cuerpo y el cuello torcido, dijo la entrevistada.

“Cuando fui a reclamar a la terminal, el coordinador de la ruta me mandó a revisión a la Clínica Mex Fam, en donde le realizaron estudios a mi hijo frente a mi médico familiar y, afortunadamente, mi pequeño tuvo más que golpes contusos”, señaló la afectada.

Señaló que se dirigió a levantar una demanda ante las autoridades que no precedió porque la ruta se hizo cargo de los gastos ocasionados por el percance, pero la afectada señala que “no es posible que choferes de esa clase expongan a accidentes a los pasajeros, concluyó.