CIUDAD DE MÉXICO, 16 de febrero de 2016.-  Los ex autodefensas de Michoacán no depondrán las armas hasta que se acabe la violencia, objetivo para el que piden la intervención del Papa, aseguró Hipólito Mora.
De acuerdo al diario Reforma, el pasado 11 de febrero, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, anunció el fin de las autodefensas, pero Mora opina lo contrario.

“Lo que yo le pido al Gobierno del Estado es que primero detenga a esos delincuentes (los narcos), porque si desarma a la gente buena, pues nos van a asesinar al rato”, puntualizó el líder de autodefensas vía telefónica.

“Que los detengan y toda la gente que trae armas, que es gente honesta y gente de trabajo, ya se va a ocupar de dejar las armas; solitos las vamos a dejar y vamos a volver a nuestros respectivos trabajos”, aseguró.

Leer más en Reforma.