MORELIA, Mich., 13 de mayo de 2011.-La alerta máxima persiste entre los pobladores de Cherán, quienes confían que tras la llegada de militares que establecieron las Bases de Operaciones Mixtas (BOM), mediante las que se patrullará la Meseta Purépecha, paulatinamente se establecerán grupos castrenses que ayudarán a resolver el conflicto contra los talamontes que apoya el crimen organizado. Así lo refirió vía telefónica uno de los coordinadores del movimiento de defensa de esa población enclavada en el corazón de la Meseta Purépecha, cuyos habitantes cansados de las arremetidas en su contra y devastación de sus bosques patrimoniales, sustento de la mayoría de las familias del lugar, se ‘sacudieron el miedo’, como lo narró uno de los vigías en las barricadas instaladas en los accesos principales al poblado, para enfrentar a la delincuencia. Luego de casi un mes de que inició el movimiento ciudadano y de varias reuniones con las autoridades estatales y federales que han sostenido los integrantes de la comisión indígena designada por la asamblea de los cuatro Barrios, que conforma su autoridad según los usos y costumbres, fue el pasado jueves 12 de mayo, cuando arribaron las primeras tropas militares, que se integraron con los grupos de policía federal, estatal y ministerial, para integrar las Bases de Operaciones Mixtas. Los patrullajes se realizan en la zona periférica a la población de Cherán y en los municipios colindantes como Nahuatzen, Paracho, Carapan, Zacapu, mencionó el entrevistado vía telefónica, quien manifestó la esperanza de los comuneros que el siguiente paso sea la designación de una partida militar que realice la vigilancia de bosques y puntos de conflicto hasta que el problema se resuelva con la participación de los demás órdenes de gobierno, mientras tanto, la alerta máxima prevalece en el núcleo central de Cherán.