MORELIA, Mich., 28 de noviembre de 2015.-El secretario de la Comisión de Salud, diputado Marco Antonio García Ayala (PRI), propuso exhortar a los gobiernos de las entidades federativas para que, en el ámbito de sus competencias, implementen campañas de salud sexual, reproductiva y de prevención del embarazo en adolescentes.

 

En comunicado de prensa el legislador indicó que, según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014, “467 mil mujeres menores de 20 años tuvieron un bebé; esto es, uno de cada 5 nacimientos. Tal cifra incluye cerca de 11 mil niñas de 10 a 14 años que se convirtieron en madres, tan sólo en 2013”.

 

De acuerdo con una medición sobre la prevalencia de embarazos en adolescentes, del total de nacimientos en el país 17 por ciento corresponde a esta población. Además, una de cada 10 muertes maternas en el país, ocurre en mujeres de 10 a 18 años.

 

García Ayala mencionó que “dos de cada 10 mujeres en edad reproductiva tienen de 15 a 19 años; de cada 10 jóvenes entre 12 a 19 años, dos han iniciado vida sexual; cuatro de cada 10 que tienen vida sexual no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual”.

 

Además, agregó el diputado del PRI, “de cada 10 mexicanas de 15 a 19 años, dos han estado preñadas en más de una vez; una de cada dos mujeres de 12 a 19 años que inicia vida sexual concibe; cuatro de cada 10 embarazos adolescentes no son planeados o deseados”.

 

Puntualizó que, según la Secretaría de Salud se estima que las muertes perinatales son 50 por ciento más altas entre los bebés nacidos de madres de menos de 20 años que entre aquellos nacidos de mujeres de entre 20 y 29 años.

 

Entre los adolescentes, continuó, “se observa que frecuentemente aparecen complicaciones durante el embarazo como: preeclampsia, eclampsia, anemia, infecciones de las vías urinarias y de transmisión sexual, incluyendo el VIH/Sida”.

 

También virus del papiloma humano y el aborto. Respecto al producto, se suscitan antecedentes de prematurez, bajo peso, retardo en el desarrollo cognitivo y en el crecimiento físico.

 

El diputado recordó que en “30 de las 32 entidades del país, las leyes de protección a los derechos de la niñez y adolescencia establecen, en materia de salud, algunas disposiciones encaminadas a la prevención, protección, información y educación en materia de embarazo en adolescentes”.

 

Además, con la estrategia “Participar en el fomento de políticas para la salud integral de las personas jóvenes” del Programa Nacional de Juventud 2014-2018, se establece como línea de acción el “colaborar en la implementación de estrategias integrales para prevenir el embarazo temprano”.

 

Por ello, añadió el diputado, en un punto de acuerdo publicado en la Gaceta Parlamentaria, consideró necesario “implementar programas que garanticen el acceso de la población adolescente a servicios de salud integrales, amigables y cercanos, desde la promoción del autocuidado hasta la toma de decisiones para prevenir embarazos, mejorando así su calidad de vida”.