CIUDAD DE MÉXICO, 13 de febrero de 2016.- Ante miles de personas reunidos en la Basílica de Guadalupe, el Papa Francisco entregó una ofrenda a la Virgen María.

 

Se trata de una corona de oro y plata que bendijo y ofrecerá como ofrenda a la imagen de la Virgen de Guadalupe que es resguardada en el templo mariano.

 

Es la primera vez que un Papa obsequia una corona de oro a la Virgen y para esto el Sumo Pontífice visitará el camarín en donde reposa la imagen guadalupana, donde iniciará un momento de oración.