MORELIA, Mich., 17 de febrero de 2016.- Antes y durante la visita del papa Francisco este martes a Morelia, hubo algunos momentos singulares que rompen con la idea de la solemnidad que caracteriza a la Iglesia Católica.

Aquí algunos de esos instantes, recogidos por ACI Prensa:

LA “BATUCADA DE LAS MONJAS”

Los festejos en Morelia comenzaron desde hace varios días y, como parte de estas alegres expresiones, un grupo de religiosas hizo una batucada en las calles de la ciudad.

LA “FIESTA CON JESÚS”

Antes de la llegada del Papa al estadio “Venustiano Carranza”, los seminaristas, religiosos y religiosas con los que se reunió en ese lugar cantaron y bailaron al ritmo de un alegre grupo de rock.

“PERSECUCIÓN” AL PAPAMÓVIL

Dos jóvenes pedalearon con todas sus fuerzas para mantenerse siempre al lado del papamóvil cuando recorría las calles de Morelia.

EL PAPAMÓVIL “MÁS PEQUEÑO DE LA HISTORIA”

El Pontífice recorrió el interior del estadio en este simpático papamóvil, similar a los carritos que se usan en los campos de golf.

LAS HERMOSAS IMÁGENES DEL ALTAR

Las imágenes de Nuestra Señora de la Salud de Pátzcuaro, que tiene una basílica en la ciudad, y el Señor de la Tercera Orden de los Franciscanos fueron colocadas en el altar desde donde el Papa presidió la eucaristía.

EL BÁCULO Y EL CÁLIZ DEL TATA VASCO

El Papa utilizó en la Misa el báculo y el cáliz de Vasco de Quiroga, el primer Obispo de Michoacán conocido como el Tata Vasco.

LA LLAVE DEL PAPA

La llave que las autoridades de Michoacán le dieron al Papa Francisco fueron elaboradas por unos artesanos de Capula, localidad ubicada a 17 kilómetros de Morelia.