CIUDAD DE MÉXICO, 22 de mayo de 2016.- Ante el anuncio que hizo el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 17 de mayo sobre la propuesta de legislar el matrimonio entre personas del mismo sexo el todo el país, la Iglesia católica reprochó que el Gobierno federal dé prioridad a “falsos derechos”.

A través de su editorial dominicana Desde la Fe, la Arquidiócesis de México señaló que habiendo tantos problemas que tienen de rodillas al país, –como el flagelo del narcotráfico y la violencia que genera; la inseguridad, la desigualdad social y la corrupción, no es posible que el Gobierno de la República ponga como prioridad legislar sobre falsos derechos, que no se sostienen desde una base antropológica, y que minan los valores sociales y familiares sobre los que tradicionalmente se ha asentado la sociedad mexicana.

Puntualizó que el matrimonio, como institución, existía antes que la Iglesia, por lo que la opinión de ésta, respecto a la defensa del matrimonio, “que sólo puede darse entre un hombre y una mujer”, no pretende imponer sus dogmas a una sociedad cada vez más plural, sino expresar sus convicciones y preocupaciones en relación con la convivencia humana.

Leer más en Quadratín México